¡BIENVENIDOS (AS)!

Educar en valores es una tarea trascendente y urgente. Este espacio quiere ser una pequeña
ventana abierta para aportar en este
camino extenso y difícil.
Mantengamos encendida esta llamita porque, junto a otras,
podemos hacer fogata.

martes, 5 de julio de 2011

El conflicto como parte de la convivencia humana

Normalmente al conflicto se le adjudica una connotación negativa. Se asume como una situación no deseada, dañina, cuyas consecuencias son por lo general destructivas. Cuando el conflicto se asume de esta manera, entonces se considera que lo mejor es evadirlo, negarlo, o eliminarlo. Con ello se complica la situación y lejos de resolverla se agudiza generándose la violencia.

Sin embargo, el conflicto es implícito a nuestra condición de vivir en sociedad. Existen los conflictos porque existe diversidad de personas con intereses y necesidades distintas conviviendo en un espacio. De allí que en diversos ámbitos de la vida social, en distintos momentos del desarrollo de la vida de una persona, entre grupos sociales o sociedades diferenciadas... se ponen de manifiesto multiplicidad de situaciones donde se enfrentan los intereses y necesidades de unos y otros produciendo conflictos de distinta índole.

Debemos diferenciar el conflicto de la violencia. Mientras que el conflicto es una situación donde se contraponen intereses, necesidades y puntos de vista de dos o varios sujetos o grupos; la violencia es el mecanismo utilizado para resolver esa situación y se presenta cuando se trata de negar o eliminar al contrario. La violencia es destructiva y niega el bienestar personal y social; en cambio el conflicto es  una situación positiva por cuanto permite aflorar la creatividad, el avance hacia nuevos estadios de la vida individual y colectiva. La violencia puede y debe ser erradicada, mientras que el conflicto es inevitable porque forma parte de la vida.

Esto nos permite comprender más ampliamente el significado de la convivencia: vivir con otros no es sinónimo de armonía permanente en las relaciones que se establecen, es más bien una búsqueda constante de los acuerdos, asumiendo que hay diversidad y diferencias entre los sujetos que se interrelacionan. La convivencia no es un estado final de cosas donde reina una paz estática, sino más bien un construir el ambiente y las condiciones que hacen posible el crecimiento y realización de todos, un hacer y rehacer la paz en un movimiento constante atendiendo y resolviendo los conflictos generados en la propia vida comunitaria.

1 comentario:


  1. Muy lindo e interesante tu blog, amiga.
    Cuando quieras refugiarte en buenas baladas de ayer, hoy y siempre en todos los idiomas y géneros te invito a visitar mi blog y también escucharme.
    http://baladasmp3.blogspot.com
    Te espero.
    Beto, desde Rosario-Argentina.

    ResponderEliminar